Navegando entre páginas de papel


Destrucción
10/08/2009, 19:58
Filed under: Imaginacion al poder | Etiquetas: , , ,

La explanada mostraba un aspecto ruinoso y desolador. Ropas hechas girones, lanzas partidas, trozos de escudos, algún que otro caballo tirado en el suelo y muchos cuerpos sin vida. Un hedor a putrefacción se iba extendiendo por la llanura. Al final parecía que lo que no habían destruido las armas y los proyectiles, lo iba a corromper el mal olor.

Un par de soldados permanecían alejados del resto del gentío, dormitaban apoyados en el costado de un trebuchet. Los jinetes observaban a sus corceles con un gesto de preocupación, evaluando posibles daños.
Los generales charlaban con el rey, todos tenían claro que a pesar de sus pérdidas, habían logrado ganar terreno en esta guerra entre hermanos. Pero habían pagado un alto precio.
El poder de un ejercito es nulo si los mandos no logran controlar a sus allegados. Tanta sangre, tanto sufrimiento había carcomido la confianza de los soldados. Cada batalla los soldados cargaban con sus picas, con sus espadas contra la primera linea enemiga, sin embargo su rey observaba desde la tranquilidad de la lejanía la carnicería que se iba a producir. Las deserciones eran comunes, pese a estar penadas bajo pena de horca

Un hábilmente camuflado espía llevaba varios días deambulando entre el regimiento de ballesteros, nadie sospechaba nada, el enemigo estaría tan destrozado al menos como ellos. ¿Quien se fija en el carnicero en una matanza?.
Esa noche se valió de su sigilo y algún que otro soborno y penetró en la tienda real. Desenfundó lentamente un puñal curvo adornado con piedras de alabastro y amatista.

De repente una mano le agarró por la muñeca e hincó el puñal con fuerza en el corazón del monarca durmiente. Por la boca del monarca no escapó mas que un susurro ahogado, pero una voz dijo: JAQUE MATE.

El manipulable espía se sintió confundido, quien le había empujado finalmente a cometer su acción, se preguntaba. Sabía que no saldría de allí con vida y que sería torturado y ejecutado así que saco una cápsula de veneno y se la puso bajo la lengua. Una vida más, una vida menos daba igual, la partida había terminado.

“La manipulación no es el arte de controlar a multitudes e individuos, es lograr que realmente crean ser importantes, cuando son fácilmente reemplazables” – escribía el escribano del “Rex” superviviente.

Anuncios