Navegando entre páginas de papel


Camino a la perdición
03/02/2012, 21:28
Filed under: Imaginacion al poder | Etiquetas: , , ,

A veces no hay mas que mirar a la lejanía para ver lo que ha quedado de un glorioso pasado. Y allí me encontraba situado en una especie de poyete  mirando al horizonte donde mi falta de agudez visual no hacía mas que mezclar los colores y las formas formando una mezcolanza en mis retinas que daba una peculiar atmósfera al paisaje. La tristeza y la amargura iban aumentando en un continuo palpitar que no cesaba conforme me acercaba al pueblo.

Las antiguas formas angulosas de las casas habían sido cambiadas por viejos caserones en ruinas donde solo se marcaban los muros y el propio trazado de la calle. Era impresionante lo que el tiempo había causado en un sitio que antaño había estado tan vivo. Giré en la segunda casa hacia la izquierda y me acerqué a la antigua iglesia del pueblo.  La iglesia había perdido su techo y el barro y los escombros habían acaparado todo el protagonismo que antes recibía el nartex y su pórtico y sin embargo, era lo que mejor había aguantado el envite. Crucé un pequeño puente y me acerque a lo que antiguamente había debido de ser una especie de plaza. A sus alrededores, como brazos de un pulpo se extendían diferentes calles donde lo único que quedaba de las mismas eran simples riachuelos que las transitaba.

No podía evitar hacer paralelismos con como me sentía y con como se habían ido produciendo los acontecimientos. Nada quedaba en pie y solo los muros de la antigua alcaldía y la pequeña prisión habían aguantado con cierta dignidad aquel ataque furibundo. Algún que otro curioso se acercaba a preguntar y a interesarse por el pueblo, pero a la hora de verdad poca gente movía un dedo.  Un par de horas después, volví al poyete y miré al pueblo una sola vez mas mientras pensaba que hubiera sido del mismo si todos unidos hubieramos trabajado codo a codo por su salvación. Me encontraba cansado y mirando al horizonte, solo veía como se ponía el sol. Se escondía entre las montañas desapareciendo, ocultando su abrazo de luz y calor que tan buenas sensaciones nos daba. Sabía que sin esa luz, no ibamos a poder volver a poner en funcionamiento el pueblo, sabía que sin esa luz, no había un final feliz o un fin cuyas perspectivas fueran algo mas que oscuridad y carencia. Pero a lo lejos una pequeña estrella no paraba de brillar y guiñarme un ojo, no sabía por que pero sentía que aquella luz me estaba indicando el camino. Y seguí caminando sin parar.



El hombre y el lobo
01/13/2012, 8:59
Filed under: Imaginacion al poder | Etiquetas: , ,

El ser humano es un animal que tropieza mil veces para caerse y volverse a levantar. Un animal que puede llegar a ser muy cruel y puede salirle todo mal, tan mal que no sabe siquiera si esta caminando hacia algún lugar de no se donde o tan solo se encuentra dando vueltas en círculos.
El ser humano es un animal extraordinario, quizás algo sobrevalorado por estar ligado erroneamente a la palabra racional. Un hombre definió al ser humano como: “El hombre es el lobo para el hombre”, cuanta razón tenía. A veces no hacemos mas que comportarnos de mala manera con nuestro semejante, le faltamos y vejamos solo por el hecho de tener un color diferente o un estilo de vida diferente al nuestro. Preferimos darle mas importancia a las dos limaduras de uña que nos separan y no a la multitud de elementos que nos unen.

Pero a veces y solo con alguna persona muy especial, el ser humano se enamora y entonces todo lo que he dicho antes dejara de tener validez: Se equivocará 10.000 veces mas solo para acertar una vez y que la persona que quiere sonría un día. Moverá montañas de sitio, viajará al espacio y aprenderá a hacer cosas nuevas solo para que vea esa persona especial vea lo mucho que te importa. Dejará de hacer el mal y luchará solo para hacer el bien por esa persona, por hacerle feliz y risueño, por que este contenta. Y lo mejor de todo es que lo hará espontáneamente sin siquiera pensárselo. Esa es la grandiosidad del ser humano.

Y luego en ocasiones todavía mas especiales, conoce a una persona mágica, de la que no sólo se enamora y ésta es tan increíble que logra hacer todos sus sueños realidad. Si fueramos racionales nunca nos enamoraríamos y perderíamos toda esta magia que perdura en nuestros corazones.

Y luego por encima de todo ello, estás tú. Tengo un secreto inconfesable: A veces, me pongo las dos pulseras juntas un ratito y cuando se tocan… me recuerda a cuando nos abrazamos y nos besamos. Si esto no es magia de verdad, no se que es lo que será. Los “Te quiero’s” casi pierden validez por no poder expresar lo que se puede leer entre sus labios.



El éxodo de los olvidados
11/12/2009, 22:19
Filed under: Imaginacion al poder | Etiquetas: , ,

El día se apagaba tranquilamente. El Sol se resistía a dejar el trono al regente que conspiraba por las noches contra él. El turnismo en la cúpula celeste no se detendría jamás.

La titánica lucha librada mas allá del horizonte se reflejaba en el lago como todos los días y en su orilla un hombre lanzaba piedras que describiendo un arco se hundían rápidamente.
Una mochila de gran tamaño estaba tirada a la derecha de un gran abedul. En un costado tenía un descosido por el que sobresalía el mango de una sartén.

El joven intentaba relajarse como podía, las piedras y las gotas de sudor no dejaban de caer. Se encontraba dubitativo, los nervios afloraban ante el paso que tendría que dar. Pero era la única manera.
Su billete de tren partía hacia la capital en una hora aproximadamente. Se levantó y se miró a si mismo en el lago, venció como pudo al miedo que encadenaba sus pies al suelo y se alejó silbando de la orilla.
Sacó un monedero de lana y comprobó que lo llevaba todo: un billete con destino al futuro, algo de dinero suelto y un papelote arrugado con una dirección apuntada. Todo perfecto.

Se acercó a sus pertenencias, sacó un pañuelo rojinegro que cubrió su cuello y acto seguido, sacó una cazadora. Cargó en sus hombros como pudo su mochila y comenzó a caminar hacia la estación del pueblo.
Caminando hacia el futuro sabía que iba a ser difícil, pero tenía que seguir avanzando. Con paso firme aceleró. El futuro no espera por los rezagados.

Foto: Galería de Martin LaBar en flickr!



El eterno retorno
09/17/2009, 22:05
Filed under: Imaginacion al poder | Etiquetas: ,

Se abrieron las puertas de la ciudad produciendo un ligero chirrido. Una vez el polvo se asentó sobre el camino, pudimos observar al viajero.

Vestía una túnica anaranjada con bordados rojos y dorados en puños y cuello. Conducía un carro muy brillante, como si fuera pulido todos los días.

El hombre echó una mirada alrededor del camino. Un pequeño grupo de personas intentaba calentarse junto a una hoguera como podía. Se bajó y repartió media docena de hogazas de pan entre los allí presentes. Sin mediar palabra, volvió a montarse y prosiguió su camino hasta que nuestros ojos difuminaron su silueta.

Unas horas después las puertas volvían a abrirse. Una muchacha de pelo plateado montando una vieja yegua aparecía esta vez. Se acerco a nosotros y preguntó:

– ¿Alguien ha visto a mi tío? Siempre viaja con una túnica de color naranja.

Me reincorporé y contesté mientras me sacudía el polvo:

– Salió hace unas horas en aquella dirección, repartió pan entre nosotros y se marcho sin decir nada.

Me miro y dijo:

– Mi tio siempre consigue llevar el calor a la gente y cuando puede ayudar un mínimo siempre lo hace, sin embargo yo solo soy un humilde cartero. Vago entre dos puntos de un mapa a la entrega de nuevas  para su destinatario. Seria maravilloso poder cambiar el viaje sin cambiar el camino. Pero para cambiar el viaje, hay que cambiar el camino.

Se despidió agradecida y su silueta también se fue fundiendo en la lejanía.

Eso mismo pensaba yo,  si no cambiamos el viaje, nunca podremos cambiar el camino. Me volví a recostar y me tumbé mirando al cielo, sonriendo en aquella noche de invierno.